Cómo atraer empresas de tecnología a Sevilla

Las empresas de tecnología ocupan una posición cada vez más importante en la economía de los países. No sólo aquellas de base netamente tecnológica, sino también las pertenecientes a otros ámbitos como el agrotech, la logística o el turismo. 

Por ello, las grandes ciudades del mundo anhelan, hoy más que nunca trata de contar con una industria tecnológica amplia y fortalecida. Pues, esto supone grandes beneficios a nivel económico, fuentes de empleo y desarrollo general. En España, tradicionalmente se habla de Madrid y Cataluña como grandes nucleos con un sólido ecosistema de industrias tecnológicas. 

No obstante, Sevilla ha demostrado en los últimos años que cuenta con un tejido de compañías de base tecnológica creciente. Son organizaciones pequeñas y medianas, al igual que la mayoría del tejido empresarial sevillano, pero que avanza a gran velocidad.

Así, espera alcanzar a los grandes parques del ámbito tecnológico en el país. Para ello, cuenta con una industria tradicional fortalecida, que le posiciona como la tercera ciudad en número de empresas. No obstante, otros varios factores deben coincidir para impulsar el sector tecnológico. 

En este sentido, los expertos afirman que una expansión de esta naturaleza en territorio sevillano es posible. Sin embargo, es preciso asegurar las condiciones óptimas para atraer empresas de tecnología a Sevilla. De acuerdo con esto, conviene estudiar las siguientes características deseables para el tipo de compañía en cuestión.  

Centros de estudios

Las universidades generan un claro torrente de profesionales a la sociedad año a año. De estos, un determinado porcentaje pasa a formar parte de las empresas en su entorno geográfico inmediato. 

Por tal razón, cada vez más empresas optan por instalarse en las inmediaciones de este tipo de institución. Además, otro pequeño porcentaje engendran organizaciones nuevas. En este sentido, Sevilla cuenta con un abanico de universidades bastante amplio. 

Sin embargo, dado que se busca la expansión de la industria tecnológica, conviene fomentar las carreras afines a las nuevas tecnologías. Esto, a fin de incrementar el número de profesionales capacitados para ocupar los puestos de trabajo que este tipo de compañía requiere. 

Parques y centros de investigación

El Parque Científico y Tecnológico Cartuja ha sido clave en el crecimiento que atraviesa el sector. Este desarrolla actividades en territorio sevillano desde 1992, y hoy en día crece exponencialmente, albergando más de 500 empresas. 

Esto, supone una facturación anual de cerca de 2.500 millones, una cifra que señala  un indudable crecimiento. No obstante, aún queda trabajo por hacer si se espera atraer a suficientes empresas de tecnología a Sevilla. Pues, la investigación y desarrollo de nuevas ideas, es preciso en el sector de la innovación tecnológica. 

Capital privado

El capital privado es generalmente dirigido a las empresas con potencial de crecimiento y escalamiento. Además, resulta indispensable para llevar a cabo las investigaciones necesarias, o simplemente iniciar las operaciones pertinentes. Así como para promover su crecimiento a largo plazo.

En este sentido, si se desea un crecimiento máximo de la industria tecnológica en Sevilla, será necesaria la ayuda del capital privado. En consecuencia, se deben garantizar fuentes de inversión, tales como el crowdfunding o financiamiento colectivo.

Esto a la larga genera la recirculación de capitales, producto de las inversiones realizadas por las primeras generaciones de empresas y startups de éxito. Pues, éstas reinvertirán sus ganancias en las organizaciones nacientes, creando nuevas generaciones de empresas. 

Marco regulatorio

No cabe duda, pocas cosas son tan determinantes como el marco legal y las restricciones o beneficios que este conlleve. Así, lo ideal es la instauración de medidas que fomenten la actividad económica por empresas de todo tamaños. Desde las más grandes transnacionales hasta pymes y startups. 

En este sentido, conviene disponer de políticas fiscales favorables, y un marco legal que favorezca el comercio y las exportaciones. Así como, la constitución legal de dichas empresas. 

Comunicación y conexiones con otras ciudades

La facilidad para comunicarse con otras ciudades dentro y fuera de España es fundamental. Pues, esto fomenta las relaciones comerciales con otras empresas fuera de los límites de la ciudad. 

En este sentido, si bien, es una ciudad en la que cualquier empresa podría operar, conviene prestar atención a las capacidades de su aeropuerto. Pues, sus conexiones internacionales pueden ser limitadas. Esto supone un punto débil si se considera la falta de vuelos directos, que permita atraer a socios o clientes extranjeros de manera rápida y cómoda.